Pinche la imagen

Alausí en imagenes

Vista a San Pedro

La estación del trén

El Hospital


Ecuador, invertir en la Nariz del Diablo

Aventurero: Desde la costa pacífica de Ecuador en tren a las alturas de las Cordilleras.

Por Armin Wertz

Golpes de luz a la parte posterior de la cabeza acto aparentemente tranquilizador a los pollos. Al menos completado la mujer Indio como el cacareo en su bolsa de plástico. Incluso aquí, en el calor de la estación de Guayaquil, vestido con el traje típico de las "Cholitas": profunda poncho azul, falda roja y el negro típico ronda sombrero de fieltro, bajo la welling trenzado en una trenza gruesa del pelo azul-negro. Tres pollos transporta en su bolsa de la compra. También arrastra incluso un contenido desconocido Jutesack descolorida que los empuja debajo de su asiento. El niño de aproximadamente dos años de edad, las mujeres indias usan generalmente atado en una tela en la parte posterior es una mierda, con alegría en su seno.

A las cinco en el reloj que tenía el ferry desde el puerto del Pacífico de Guayaquil - con oficialmente 1,8 millones, en realidad, probablemente más cerca de tres millones de habitantes, la ciudad más grande de Ecuador - provocó el amplio estuario del río Guayas a la estación de tren después de Durán. Durante un par de Sucre, cerca de tres euros, lo que tenía un primera clase hay billete de tren para el viaje a casa en el "mixto Tren" concedido (con carga y pasajeros) a 241 km de distancia 2.749 metros de alto Riobamba. 1908, la línea de ferrocarril Guayaquil-Quito fue abierto, que sirve para hacer el viaje desde la costa hasta la capital por 14 días.

Según el calendario previsto, y hoy en día, el personal ferroviario de Durán se mantiene incluso pensar en ello, el tren sale a las 6 del reloj 25. En menos de diez horas, que debe llegar a Riobamba. Ya en Milagro, todavía en el estuario del Río Guayas y sólo el 34 km y una hora después de la salida, pululan decenas de mujeres y niños los vagones Indio para llevar sus productos a los pasajeros. Helados, huevos, cigarrillos, palomitas de maíz, papaya, plátanos, mandarinas o piñas que ofrecen en voz alta. La Cholita quieren algo para picar. Para una bolsa de mandarinas y dos varillas de caña, se ha regateado con éxito.

En cualquier momento que usted espera Clint Eastwood

Después de paradas en Naranjito y Barraganeta el tren contra las 10 horas Bucay logra al pie de los Andes. En el medio de la carretera principal llevar las vías del tren. Aquí está una estancia más larga se proporciona. Pasajeros emocionados dejan el tren. La Cholita puede pollo junto con la bolsa de pie y mentir y se abre camino hacia el altar. Llueve sobre mojado con la lluvia. La escena podría servir a un spaghetti western como telón de fondo.En cualquier momento que usted espera de Clint Eastwood o Django, sin afeitar y con cigarrillo entre los dientes, en forma total fangoso, sólo un par de curs calle poblada Main Street. En frente de una tienda de comestibles que se sienta en el porche en silencio unos cuantos indios y mirar impasible en el "restaurante" apresurándose pasajeros.

Bajo un techo de hierro corrugado dos mujeres han construido un horno y un stand donde se preparan una comida sencilla que consta de plátanos al horno con arroz y en la principal de cortezas de cerdo, cerdas y los huesos. Además, atrae a un pub especialmente los viajeros más jóvenes. Ya no hay rasguea el piano mecánico, que racionalizó la constante de bolas pianista en peligro de extinción en las películas, pero ruge Jennifer López desde un jukebox. Antes de que el edificio más grande del pueblo cuelgan dos policías con baja colgando de las armas caderas y ver los sitios aburridos.

Finalmente, casi dos horas después, el viaje continúa. Durante la estancia, se sustituyeron las locomotoras. Una locomotora de vapor más fuerte para sacar el tren de los Andes, a más de 3.000 metros de altura. Y también muestra la misma, lo que está en él: silbando, silbando y humeante se despide de Bucay. Se ha ido el viaje en los más variados tonos de verde. Fila tras fila de arbustos de café tirar, entonces los árboles de cacao, de vez en cuando interrumpido por árboles de mango más. El tren se estrella a lo largo del Río Chanchán hasta a 30 km Huigra. En el camino había una parada inesperada - otro tren se descarriló.

Una obra maestra de Ingenieros

Según cita el "mixto Tren" en media hora en Riobamba debe retractarse, pero él no ha cubierto la mitad de la distancia. Estancia para el almuerzo. A pesar del retraso están estrictamente ceñido a los planificados 20 minutos. A través de la ventana de llegar de nuevo a multitudes de mujeres indias preparados platos. Un plato de caldo de carne y patatas cocidas o dos rebanadas de plátano frito sobre arroz, patatas y espaguetis, coronado con un huevo frito. Hace € 2.

Nuevos pasajeros suban, entre ellos una cabra balando y gruñidos de cerdo. Continuamos hacia Chanchán. Túnel de túnel, puente después del puente. Poco después de Sibambe el tren llega a la "Nariz del Diablo", la Nariz del Diablo. Sobre una distancia de casi dos kilómetros de las subidas de tren en el cañón del Río Chanchán más de 300 metros de alto."Una obra maestra de la ingeniería", que cuentan con empleados de los ferrocarriles el truco. Con una pendiente del 5,5 por ciento del tren pasó la primera etapa. En la dirección opuesta de la locomotora empuja los vagones luego hacia atrás a 2000 metros de longitud otros 100 metros más alto. En una etapa reciente ella saca su carga hacia delante de nuevo en el aire. Así que el tren llegó a los zigzags 2.600 metros, la Alausí en la Panamericana, mientras Sibambe en la profundidad se hace más pequeño y más pequeño casi perpendicular.

18 reloj de Palmira se alcanza 3.350 metros de altura en la Cordillera occidental. Dos terceras partes de las 240 millas de Riobamba están ahora cubiertas. Este "jardín entre la roca desnuda," como la guía describe la ubicación, la vista se abre a 6.000 metros de altura, picos nevados.

Ahora el viaje lleva arriba y abajo a través del Valle de Cajabamba a Riobamba, la capital provincial de 90.000 habitantes. Los fines de semana sólo se plantea aquí ajetreo y el bullicio. Entonces mercado. Por lo tanto, la cholita se sale. Eran las once de reloj por la noche y el frío como el infierno. Siete horas de retraso del tren. Nadie está molesto.

http://www.tagesspiegel.de

Guasuntos celebra la fiesta de San Luis

“Muchos guasunteños que viven fuera del país regresan solo para participar del homenaje al patrono”

En la parroquia Guasuntos, cantón Alausí, en Chimborazo, todo está listo para la celebración de su santo. La fiesta, en honor a San Luis, rey de Francia, está prevista para el lunes 25 de este mes.

Como parte del programa de actividades, desde el fin de semana pasado se realizan las corridas de toros populares. También hay bailes, verbenas, juegos pirotécnicos y deportivos y ceremonias religiosas.

La celebración finalizará el 31 de este mes. Desde hoy, la imagen del santo recorrerá las diferentes comunidades bajo la coordinación del párroco. Grupos como los Amigos de Jesús, El Tejar, San Vicente de Tiazo, La Candelaria, Guaslán, San Antonio, Corazón de Jesús, Monjas Tunshi, La Inmaculada, El Troje, La Libertad, El Panecillo, entre otros, le rendirán homenaje. Según Leonardo Santillán, presidente de la Junta Parroquial, las fiestas se iniciaron con la elección de la reina. Una de las características de esta celebración es la participación de los migrantes.

“Muchos guasunteños que viven fuera del país regresan solo para participar del homenaje al patrono”. El historiador Carlos Mogrovejo explica que Guasuntos tiene una leyenda muy peculiar. Hay la hipótesis que en la quebrada de la población se realizó una mezcla de puruhaes y cañaris dando como resultado “un tipo antropológico muy diferente, de fuerte de contextura, valerosa y amante de su independencia”.

Por eso, añade el historiador, su relación religiosa también es muy fuerte. Sobre la presencia de su santo, San Luis, rey de Francia, hay muchas conjeturas. La imagen del patrono era trasladada de Quito a Guayaquil. Cuando el grupo que la llevaba se detuvo en el sector de La Moya, la figura desapareció. Mogrovejo dice que cuando se inició la búsqueda de la caja con la escultura tallada en madera, se sorprendieron al encontrarla en el cementerio de Guasuntos.

 

ElComercio.com